Como os comenté en este post, hace unos días realizamos un taller de arteterapia conducido por Pilar Orgillés, terapeuta con un largo recorrido en el acompañamiento de pacientes adictos y sus familiares.

En primer lugar, quiero decir que me hubiera encantado poder asistir. Esos días estaba de viaje por trabajo y tuve que conformarme con los mensajes que me enviaba mi madre. Me hizo realmente feliz comprobar que el encuentro os había aportado el bienestar que buscabais.

¡Un millón de gracias por vuestros preciosos mensajes!

 

Me encantó, estuve súper a gusto y me hizo sentir muy bien. (Lourdes)

**

Me sentí arropada, confiada y aceptada por el grupo. También supuso un punto de inflexión en temas que, a menudo, intento tapar. (Marta)

**

Me sentí muy bien. El ejercicio de cerrar los ojos y dejarme guiar me pareció buenísimo. Creí que me costaría más pero me sentí muy bien. La charla de Pilar fue breve pero muy interesante, con esa información comprendes mejor a los que te rodean. Al principio éramos un grupo de mujeres desconocidas, pero después, al compartir sus deseos, las vi como unas valientes. Con todo ese sufrimiento que están pasando y sin parar de luchar. “Empoderarse”, esa palabra no la olvidaré, fue la guinda a la mañana que pasamos. (Conchita)

**

Me llamó la atención sentir que me reía con franqueza y ver que las compañeras también lo hacían, las risas salían de adentro. Nos sentimos a gusto, y la confianza que sentí con la compañera a la que no conocía y que me guió en el ejercicio, me gustó mucho. (Pilar)

**

Me sentí muy arropada por el grupo, una vez más vi que no estoy sola y que tengo compañeras y veteranas para apoyarme en mi recuperación. Empezamos con unos juegos para romper el hielo y perder la vergüenza y el miedo. El ambiente que creamos fue agradable y pudimos reírnos y tomarnos algunas actividades con humor. Me llevo una buena experiencia y recojo algunos consejos que nos dio Pilar para seguir creciendo en mi desarrollo personal. Por ejemplo, hacer que la rueda gire aunque sea solo un poquito, sin esperar a ver los cambios llegar, sino actuar para que lleguen. Mi deseo es ganar confianza en mí misma, quererme y cuidarme más. Y estoy en ello, cada día estoy mejor y eso es porque ¡el tratamiento va dando sus frutos! (Eli)

**

El taller sirvió para ver que no solo los familiares de los adictos tenemos la enfermedad de coadicción. Pilar, mediante juegos súper divertidos, nos descubrió aspectos de nuestra personalidad que desconocíamos. (Consol)

**

Sorprendente y divertido taller de conocimiento y exploración personal. Aportando luz a las sombras. (Sandra)

**

Qué bueno. Gracias por pensar en mí, me sentó ideal. (Carolina)

**

Me gustó mucho más de lo que me imaginaba. Ha sido muy interesante y me he sentido muy cómoda. Simplemente daros las gracias por vuestro apoyo. (Montse)

 

Gracias a todas por venir, el próximo encuentro no me lo pierdo… ¡palabra!

 

 

 

2 comentarios

  • Pilar Orgillés Boquera

    Hace muchos años que vengo realizando talleres. A veces a alumnas/os del Máster en Arteterapia, a veces a colectivos que desean realizar un trabajo de tipo personal, a veces a pacientes dentro de los centros de ingreso para tratar su adicción, pero en esta ocasión me sorprendí por el entusiasmo, la apertura y las ganas de jugar y de trabajar de las personas que asistieron a este taller sobre la codependencia. Solo puedo agradecer a todas/os su enorme sensibilidad y su entrega, dos potenciales que obviamente dan fe de sus posibilidades para alcanzar la libertad personal. Mujeres y hombres que han sufrido y que sufren los efectos de una enfermedad tan devastadora sobre la propia estima como lo és la adicción de un ser querido. A todas / todos animarlos a seguir avanzando y aprendiendo de la experiencia para alcanzar la madurez emocional que permita vivir a cada una/o bajo el respeto por la propia identidad.
    Gracias !

    Pilar Orgillés

Deja un comentario