¡Vaya fin de semana!

El sábado se publicó la entrevista que me hizo Gemma Tramullas para su sección “Gente corriente” en la contraportada de El Periódico. La noche anterior estaba bastante inquieta, cuando me lanzo a hablar sobre mí tiendo a soltar cosas que quizá por escrito queden bastante bestias. Así que no dejaba de darle vueltas a lo que dije y no dije y a si la periodista sería todo lo sensible que un tema como este exige. Y lo fue. La verdad es que hablar con Gemma en la cafetería del CosmoCaixa, uno de mis lugares preferidos, fue toda una experiencia. Ella misma podría aparecer en su sección porque es absolutamente extraordinaria. Sus preguntas fueron respetuosas y condujo la entrevista de forma que el tránsito por mi pasado fuera bastante cómodo.

Esa noche las pesadillas volvieron a mí en forma de droga. Soñé que recaía y volvía a empezar todo ese periplo. Eso es lo que tiene recorrer capítulos oscuros de otra época. Acudes a ellos, los revisas, probablemente los transformas (así es la memoria) y terminas por ponerlos en palabras con el objetivo de comunicar la experiencia. Con lo cual revives el hecho con algunos matices distintos. La noche es para mí el encuentro con los monstruos, desde que dejé de tomar no ha habido una sola noche sin pesadillas. Los temas son siempre los mismos pero ahora, ya después de diez años, la droga no suele aparecer. Excepto si la invoco como hago cada vez que hablo sobre episodios sórdidos de mi vida.

Una amiga mía siempre me pregunta si me vale la pena, si esta exposición no me pasa factura, y lo cierto es que sí lo hace. Me pasa factura a mí y me temo que a parte de mi familia. Por no mencionar a todas aquellas personas que han vivido o están viviendo lo mismo que yo. Creo que a todos nos revuelve un poco el estómago, es inevitable. Pero sigue compensándome. Desde que salió publicada la entrevista he recibido decenas de mails de personas que no saben qué hacer para dejar de consumir. Yo no soy psicóloga ni terapeuta y me resulta muy difícil saber aconsejar, lo único que sí puedo hacer es recomendar lugares y personas con las que hablar. Profesionales de este campo que están trabajando con mucho rigor, honestidad y compromiso. No obstante, cuando doy la información, observo que siguen sintiendo la necesidad de hablar, de contarme lo que están viviendo. Creo que es porque no se sienten juzgados, ¿cómo iba a hacerlo si todo lo que me escriben lo hice yo en su momento? Es frustrante para mí darme cuenta de que no puedo dar más que unas simples líneas por mail.

Por eso os escribo hoy este texto, porque estoy segura de que tenéis alrededor a personas que están sufriendo las consecuencias de su adicción, probablemente estéis angustiados por lo que veis sin saber cómo ayudar, o teniendo sentimientos encontrados, lo normal es que nuestra familia y amigos terminen odiándonos a causa de nuestra conducta. Es lógico, nos volvemos verdaderos monstruos cuando no somos capaces de dejar la droga. Pero no tengáis miedo a decirlo. Preguntadle al adicto por qué se comporta así, hacedle saber que os hace daño pero que al mismo tiempo puede explicaros lo que le pasa. Que hable. Que vomite lo que tiene dentro. Pero que se haga consciente también del dolor que sentís vosotros. Creo que tan importante es que el drogadicto comparta su dolor como que lo haga el familiar, pareja o amigo que está sufriendo las consecuencias de este dolor.

No me gusta demasiado dar consejos puesto que cada experiencia es única pero sí tengo la necesidad de crear –qué sé yo– un lugar común donde se pueda hablar, expresar el dolor y las dudas. Un lugar donde todos seamos capaces de aportar y que sirva para aflojar un poco la angustia de esta experiencia.

Me gustaría que, si conocéis clínicas, grupos de terapia, asociaciones, cualquier recurso que os haya ayudado, me lo dejarais en los comentarios para tenerlo en cuenta a la hora de echar un cable.

Gracias por pasaros por el blog 🙂

 

Tags:

24 comentarios

  • Luisa Rabanal

    Muchas gracias.
    Soy médico y master en adicciones.
    Me encanta tu sinceridad y sencillez además de la valentía con la que afrontas las situaciones.
    ENHORABUENA.
    Cualquier cosa que e necesites en Valencia , tienes mi correo electrónico.
    Un abrazo muy fuerte Oihana…

  • Luis Rodríguez Mondelo

    Buenas tardes Oiana que tan cierto todo lo que describes, yo también soy adicto recuperado, llevo casi 4 Años sin consumir, bravo por ti, un abrazo enorme

  • José Manuel Penadés

    Hola Oihana. Yo volví a nacer un 1 de julio de 2007, cuando debido a mi adicción a la cocaína, decidí ingresar en un centro llamado Las Acacias, en la localidad valenciana de La Pobla Llarga y que pertenece a Nueva Vida. Fueron seis duros meses que me han servido para mucho. Llevo desde esa fecha sin consumir, y doy charlas en institutos, asociaciones y colaboro con varias ONG en mi ciudad, Villena (Alicante). Cualquier cosa, ya sabes donde estoy. Un saludo

  • Pablo Navarrete

    Hola Oihana,
    Comencé mi recuperación el 27 de noviembre de 1995. Celebro mi aniversario mucho mas que mi verdadero cumpleaños ya estaba como muerto y volví a la vida. Me recuperé en un centro de doce pasos: http://www.montenegral.com Gracias a ellos supe que tenía una enfermedad y que no era una mala persona. Más adelante he colaborado con otros dos centros de doce pasos: http://recoveryspain.com y http://fundacionrecal.org Los recomiendo por sus porcentajes de éxito en el largo plazo. Como centro de día recomiendo fuertemente en Marbella: http://marbellarecovery.com también con el modelo Minnesota de los doce pasos.
    Para aquellas personas que sólo quieran grupos de doce pasos pueden acudir a narcóticos anónimos: http://www.narcoticosanonimos.es o si el problema principalmente es el alcohol pueden acudir a Alcohólicos anónimos: http://www.alcoholicos-anonimos.org
    Espero poder ayudar. Para cualquier cosa no dudar en poneros en contacto conmigo.
    Saludos

  • sinosrecuperamos

    Hola, Oihana:

    Siempre es un gusto leerte. Recién cumplí seis años limpia. Me identifiqué muchísimo con tu sueño de recaída porque hace pocos días también tuve uno, provocado por una situación de mucho estrés.

    Conozco varias clínicas, terapeutas, grupos de doce pasos y otros recursos para ayudar a los adictos. Yo misma tengo una maestría (máster) en psicoterapia de las adicciones. Los lugares y personas que conozco son de México, desde donde te escribo, pero si algún lector de mi país necesita información, puedo proporcionársela con gusto.

    Les deseo a todos mucho éxito en este difícil e increíble camino de la recuperación.

    Un abrazo.

  • Alejo Alberdi (@alejoalberdi)

    Mi truco para dejar la cocaína (consumos en atracón, de hasta un cuarto de gramo de una sentada, en solitario) vino facilitado por la comprensión de que me estaba haciendo daño aposta -como la gente que se autolesiona- y fue bastante simple: comprometerme a dejar de comprar, no de tomar. Lo pasé fatal un par de semanas, busqué restos infinitesimales de polvo blanco en las alfombras, rasqué papelas con trazas invisibles y todo eso. No corté con amistades que estaban en el rollo ni nada similar. De vez en cuando me invitaban cuando salía de copas y, poco a poco, me fui olvidando de la farlopa. De esto hará 25 años y en todo este tiempo habré aceptado invitaciones a una docena de rayas, que sólo consumo en momentos muy puntuales (la última, en un cumpleaños de un amigo) y con propósitos muy concretos (despejarme un poco si he bebido) Lo que más me enorgullece de mi abandono de la coca es no haber tenido que tratar con los mangantes de las industrias de la adicción, algunos auténticos estafadores, como una empresa cuyo nombre empieza por “T” y termina por “D” -y no pongo el nombre completo porque ya van dos foros drogófilos donde han obligado a retitrar mis críticas con amenazas judiciales a los administradores- y no haber abjurado del resto de las sustancias psicoactivas, que no me va el rollo cristiano de la caída y el ascenso, y sí el una buena relación placer/riesgo, cosa que no se puede decir de la divina cocó. Y esa es mi historía, por si a alguien le sirve de algo. Lamento que mi relato no sea convencional, pero es veraz.-bastante más que el relato unívoco que suelen ofrecer los media en su eterna cruzada contra los estupefacientes.

    • Oihana Iturbide
      Oihana Iturbide

      Gracias Alejo, siempre se agradecen testimonios distintos. En realidad desde que ando en esta vida he conocido personas que han abandonado el hábito y la adicción de maneras muy distintas. Mi caso ha sido de los convencionales, supongo. Lo genial es sentir que uno tiene el control para hacer lo que decide hacer.
      Un abrazo y gracias por mantenerte siempre por aquí para ofrecer una visión crítica del asunto;)

    • pablo

      Hola Alejo.
      En mi opinión sino tienes problemas por consumir drogas de vez en cuando y no tienes otro tipo de compulsiones aunque no sean relacionadas con el alcohol y las drogas: sexo, juego, compras, comida, trabajo (por enumerar las más comunes) es que tu eres o eras un abusador y no un adicto. La diferencia entre uno y otro es que el primero, consume, y a veces mucho, e incluso se pueden llegar a enganchar a algún tipo de droga adictiva, pero una vez que se desenganchan no se les ocurre volver a tomar drogas de una manera exagerada ya que comprenden que no es bueno para ellos. El ejemplo típico de esto es la persona que tiene un grave accidente y le medican morfina para el dolor durante una temporada. Cuando sale del hospital sin morfina no se le ocurre ir a un camello para seguir tomando.
      El adicto en cambio, es aquel que una vez que empieza no puede parar (compulsión) Su mente se caracteriza por la obsesión. Que es darle vueltas una y otra vez a las cosas que le preocupan tanto a las que le hacen sentir bien, como tomar drogas, y a las que le hacen sentir mal (problemas con el universo entero) Además sufren de “focus de locus externo” (todo lo que me ocurre es por culpa de los demás o de las circunstancias. Uno nunca tiene culpa, responsabilidad, de nada) Otra de las cosas que nos caracterizan es que nos sentimos tristes, solos, vacíos y muy, muy diferentes (lo que a mi me pasa, como a mi me pasa, no le pasa a nadie)
      Otra característica es que al final de la adicción nos aislamos del resto de la sociedad porque nadie nos entiende y porque nos sentimos bichos raros.
      Y la última característica, y quizás una de las más importantes y menos tratada es la espiritual. La adicción nos hace hacer cosas terribles que van en contra de nuestros principios si es que alguna vez los tuvimos. Por eso cuando dejamos las drogas solemos sentir un gran vacío espiritual. En mi caso era como algo físico, como si yo fuera un puzle y me faltara una pieza. Y este vacío, en mi caso, sólo he conseguido llenarlo con cosas espirituales tales como la oración laica (no soy religioso) la meditación y el ayudar a los demás dentro de mis posibilidades.
      Ah! y he aprendido que mi problema no son las drogas (por eso cambiar unas por otras o por conductas adictivas no me solucionaba el problema) Mi problema es la enfermedad de la adicción que padezco y que después de veinte años de abstinencia sigo teniendo ya que sigo sin poder ir al casino o fumarme un porrito sin consecuencias. También tengo que decir que mi vida hoy es estupenda, que soy feliz ( que me hacen feliz las pequeñas cosas de la vida cotidiana) y que mis sueños de infancia y juventud se están haciendo realidad e incluso siendo superados.
      P.D: Tienes toda la razón en decir que los que empiezan por T y acaban por V son unos ladrones y unos sinvergüenzas que se aprovechan del mal ajenos y de la inexperiencia de las personas. podríamos abrir un foro sólo de ellos y de sus victimas y saldrían a millares.

  • Elvira Hernandez Bueno

    Hola Oiana. Mi nombre es Elvira. Llevo 21 años rehabilitada. Lo hice en un centro que se llamaba CTV en Barcelona. Ahora me dedico a la rehabilitación de personas que han pasado por lo mismo que nosotras. Mi centro se llama Meta. meta-adicciones.com
    Espero poder ser de ayuda para el que necesite vivir de otra manera. Besos. Y como siempre eres maravillosa.

  • DOLORS

    Forum terapeutic en Barcelona, autenticos profesionales . Gracias a tu blog vida despues de la droga pudimos dar el paso , mi marido adicto y yo coadicta igual de enferma que el.Modelo Minesota a dia de hoy 28 meses sin consumo y lo mas importante aprendiendo a vivir sin ello.Por cierto he de decir que el que empieza con T y acaba con D la peor experiencia de toda la enfermedad, a veces me he planteado poner una denuncia por estafa. Forum terapeutic salio de cc adicciones.

  • Begoña

    Buenos días,

    Hoy hace dos años que mi pareja dejó de consumir, estoy muy orgullosa de lo que hemos conseguido en este periodo. Muchas gracias por este blog, y muchas gracias por dedicar unas palabras a nosotros los familiares, que la mayoría de las veces llegamos con un daño tremendo y del que también nos cuesta mucho recuperarnos.
    Yo lo hice en una asociación en Alcalá de Henares (Madrid), se llama ARAFIV y en la que el familiar es tan importante como el enfermo adicto. Estamos en Facebook, y en el teléfono 695 48 19 53.

    Muchas gracias por tus testimonios,

    Un abrazo

    • Oihana Iturbide
      Oihana Iturbide

      Hola Begoña, gracias por pasarte por aquí y dejar los datos. Me alegro mucho de lo que cuentas 🙂 Es una gozada ver que las cosas mejoran, y tienes mucha razón con respecto a la situación de los familiares, hay mucho sufrimiento que nadie ve.

      Un abrazo enorme!

  • Javier

    Hola Oihana, yo estoy yendo a uno de Málaga, Cúvel Adicciones, donde Ángela Vélez, la psicóloga – terapeuta, hace honor a su nombre … llevo algo más de un mes y muchas esperanzas e ilusiones puestas en mi recuperación. Estoy en el sitio correcto.

    Altamente recomendable para recomendarlo.

    Muchas gracias por tu fantástico blog !!

  • Ruben

    Soy Rubén.. Instituto Hipocrates.
    Mi terapeuta Patrick, no diré nada de mi pasado pues tan lamentable como el de todos! Pero 6 años llevo sin consumir despues de 15 de infierno! Mi vida ahora es espectacular y cada dia me despierto y agradezco al centro terapeutas y compañeros aquellos 20 meses en el Montanyá. Muchas Gracias por tu Blog y tu trabajo! Feliz año nuevo 2017. Muchos besos compañera!

Deja un comentario