Testimonios

«Solía pensar que era una estafa con una bonita cara»

Este texto nos lo envía una chica que prefiere permanecer en el anonimato. ** Solía pensar que si me esforzaba lo suficiente, les disgustaría menos. Que quizá así no vieran…

Testimonios

Nueve meses de viaje

Este texto nos lo envía Víctor, una de las personas que forman parte del grupo de autoyuda que dirige María Aranzadi. ** Recaída: ¿Quién eres tú y qué has hecho con pareja?…

Testimonios

De monstruo a mi hermano

Este texto nos lo envía Cristina, una de las personas que forman parte del grupo de autoyuda que dirige María Aranzadi. ** Tener a un monstruo por hermano no es fácil, es…

7
Testimonios

«Mi vida ha estado enfocada a cuidar»

Este texto nos lo envía María José, una de las personas que forman parte del grupo de autoyuda que dirige María Aranzadi. ** Dejé a mi marido en el centro de rehabilitación…

1
Testimonios

«Gracias a la adicción de mi marido, he aprendido qué es la coadicción»

Este texto nos lo envía Maribel, una de las personas que forman parte del grupo de autoyuda que dirige María Aranzadi. ** Treinta y ocho años han tenido que pasar para aprender…

4
Testimonios

El terapeuta enfermo

El tratamiento en el que me recuperé, y el tratamiento en el que trabajo cuentan con terapeutas con una característica muy especial: Somos adictos recuperados. Anteriormente había hecho otro intento…

12
Testimonios

¿Coadicta yo?

Este texto nos lo envía Rosa Mari, una de las personas que forman parte del grupo de autoyuda que dirige María Aranzadi. ** Llegó un día en mi vida en el que…

8
Testimonios

Volver a nacer

Este texto nos lo envía Consol, una de las personas que forman parte del grupo de autoyuda que dirige María Aranzadi. ** ¿Qué podría decir de los sentimientos, situaciones y estados de…

Testimonios

Carta abierta al secuestrador de mi hijo

Este texto nos lo envía Félix. ** Desde hace ya un tiempo —no me atrevería a concretar desde cuándo— nos fuimos dando cuenta de que habías entrado en contacto con…

5
Testimonios

«Yo, como coadicto, necesitaba estar mal para sentirme bien»

Este texto nos lo envía Sisco. ** Mercè y yo nos conocimos hace algo más de treinta años. Con el tiempo, descubrimos que teníamos algunas cosas en común y empezamos…